Yo fui constreñido a ser diestro, aunque aún no tengo claro si fue mi madre, mis tías abuelas, las monjas del colegio o todas juntas.
Interesante artículo de Fernando Iwasaky

http://elpais.com/elpais/2014/12/22/eps/1419281115_082640.html

Anuncios